Aitana Carrasco Inglés

RUIDO
Diciembre de 2015-enero de 2016

“El espacio y tiempo vacíos no existen. Siempre hay algo que ver, algo que oír. En realidad, por mucho que intentemos hacer un silencio, no podemos”.
John Cage

Aitana Carrasco es ruido.
Es pelirroja: se le reconoce en la distancia. Habla en voz alta: se le oye de lejos. No viste ropa conjuntada. Baila claqué. Dicen algunos que padece horror vacui, aunque a ella el verbo “padecer” no le resulta el adecuado en esa frase.

Aitana Carrasco vive entre ruido.
Su casa es como un pequeño gran bazar y sus paredes barrocas son una fiesta para los ojos. En su mesilla de noche se amontonan todos los libros que intenta leer a la vez. Sus estantes y repisas están repletos de objetos dispares que son ruido para la vista. Cada plato, cada vaso, cada silla, cada sábana, cada taza y cada toalla son diferentes.

Aitana Carrasco recolecta y guarda ruido.
Recoge todo aquello que se encuentra por el suelo y reúne colecciones de mitades de cosas, juguetes rotos, naipes huérfanos, botones desprendidos, pedazos de fotografías olvidadas y listas de la compra en desuso.

Aitana Carrasco produce ruido.
Dibuja, escribe, hace libros, carteles y portadas de discos, imparte talleres, recorta y pega papeles, da clases y dicta conferencias. Y en sus obras hay poco lugar para el silencio y el espacio en blanco.

Pese a todo, ella encuentra la música en ese ruido, el orden en el caos, y cierta coherencia entre tanta diferencia.

Cuando está en silencio, escucha todo lo que le suena por dentro.

Ruido es una pequeña exposición miscelánea que nos invita a asomarnos al ojo de la cerradura de uno de sus armarios.

Obra de RUIDO

 

RUIDO de Aitana Carrasco Inglés en el Gabinete de dibujos

RUIDO  de Aitana Carrasco Inglés en el Gabinete de dibujos

RUIDO  de Aitana Carrasco Inglés en el Gabinete de dibujos

RUIDO  de Aitana Carrasco Inglés en el Gabinete de dibujos

Fotografías de Artur Kubiak