Manuel Antonio Domínguez

EL TRAJE DE CHAQUETA
Mayo-julio de 2015

El artista Manuel Antonio Domínguez, antes llamado el Hombre Sin Cabeza (Villablanca, Huelva, 1976),  trae al Gabinete de dibujos el proyecto El traje de chaqueta.

El andaluz de las composiciones complejas y de la prodigiosa técnica en acuarela, de la vivificación de imágenes preexistentes e impresiones antiguas, de la minuciosidad y el barroquismo, investiga hace años sobre la identidad masculina, sus tópicos, sus estereotipos, sus fallas y grietas, su expresión en los grupos unidos por la camaradería, sus equilibrios difíciles y los andamiajes precarios que la sustentan: son parte imprescindible de su iconografía las construcciones de madera de apariencia inestable, los hilos rosas que entretejen, que atan y unen, que conectan acciones o que se acumulan formando líos formidables, el color de rosa en la ropa de los chicos, lo pegajoso del chicle y del helado de fresa que se derriten.

En El traje de chaqueta desarrolla aspectos que unen la construcción de la masculinidad y la historia reciente de Valencia, mediante un políptico de acuarela, collage e intervención pictórica sobre fotografías.

Para más información sobre la obra de Manuel Antonio Domínguez, en el blog Siete de un golpe encontramos la entrevista realizada por Javier Díaz-Guardiola en 2012, y el artículo de Marcin Franciszek Rynkowski de 2011 en nosotros-art.

Obra de EL TRAJE DE CHAQUETA

Manuel Antonio Domínguez: El traje de chaqueta

Cuando el blanco no cesa. Intervención pictórica con gouache sobre fotografía

Cuando el blanco no cesa. 2015
Intervención pictórica con gouache sobre fotografía.

El_traje_del_rey

El traje del rey, 2015.
Intervención pictórica con gouache y acuarela sobre papel de periódico.
40 x 28 cm.

Valencia

Valencia, 2015.
Intervención pictórica con gouache y acuarela sobre mapa cartográfico.
40 x 33 cm.

Manuel Antonio Domínguez: El traje de chaqueta

Berlín arde desde dentro antes de ser

5 de 6, la imagen de un hombre, 2015.
Collage y acuarela sobre papel.
29’5 x 21 cm.

Resulta evidente

Resulta evidente, 2015.
Collage y acuarela sobre papel.
29’5 x 21 cm.