Fotografías de sala: Raúl Belinchón

Artland

VAL / ENG


EXPOSICIÓN ACTUAL

AMERICA SANCHEZ: BIDUJOS

Del 26 de mayo al 8 de setiembre de 2022


Antes del dibujo 

Hubo que dibujar, y no hay otra manera de dibujar que no sea a mano, por el transcurrir más lerdo y sobre el muro al rojo vivo. Antes de dibujar hubo el intento, ensayo de alcanzar la pura precisión de lo inconcreto. Antes del intento, el momento, que no esperó más su hora. Antes del momento, el candor, igual y distinto a sus precedentes. Antes del candor, el milagro, que sucedió fuera y dentro a un solo tiempo. Antes del milagro, la espera, la ronda del pensamiento en la vigilia, y no toda es vigilia la de los ojos abiertos. Antes de la espera, el aprendizaje, paciente, de que un dibujo cifra en sí una historia propia que es común y también irrepetible.

Esta muestra antológica de America Sanchez, cuyo título «bidujos» vindica el barbarismo edénico de la infancia, agrupa trabajos de los veinte últimos años. El arco temporal evidencia la centralidad que esta disciplina prehistórica ha ocupado en sus indagaciones. La emoción jamás se ausenta. Cada pieza de la vasta obra múltiple ha sido felizmente ejecutada, cada retrato celebra la forma y goza el color como nunca antes se hizo, ni volverá a suceder.

Alejandro García Schnetzer

Barcelona, 2022

Serie Peluquería. Tinta de bolígrafos sobre papel, 42 x 30 cm

America Sanchez, bidujante ao vivo

en 7 garabatos.

1. America Sanchez, al igual que Federico Manuel Peralta Ramos es un psicodiferente. Por eso, el bidujar es la práctica central de su vida. Más que una disciplina, es una constante línea de tiempo.

2. America Sanchez se entrega al bidujo, dejando que el bidujo se apodere de él. Es su operatoria secreta, íntima, chamánica: ser el primer espectador de aquello que llega desde lo inefable.

3. America Sanchez lleva en su auto una libreta y un lápiz. En cada stop de semáforo, mira a la izquierda o a la derecha y biduja el retrato de la persona que el azar ha puesto bajo su mirada. Espacio de riesgo y precisión. No hay espera ni urgencia. Tampoco búsqueda o especulación. Sólo bidujo en estado sólido.

4. America Sanchez vio a Marcel Duchamp jugar al ajedrez en el bar Melitón de Cadaqués. También vio a Joseph Beuys en la Documenta 5 de 1972. Ese registro se hace evidente en cada uno de sus bidujos.

Serie Jabalíes. Esmalte sintético sobre papel couché, 30 x 30 cm

5. America Sanchez es un eximio bailarín de ritmos tropicales: salsa, merengue, chachachá, mambo, cumbia… En muchas de sus entrevistas, insiste en la necesidad del baile en conexión con la práctica del bidujo. Improvisación sobre base rítmica, fantasía, rigor, tiempo. El cuerpo implicado, la mente juguetona. El roce erótico y el éxtasis por cansancio. Podemos imaginar el título de una edición que reúna su obra: “America Sanchez: soy todo bidujo”.

6. America Sanchez es un experto conocedor y divulgador del “art brut”, “outsider” o arte de los locos, marginales, anónimos. Aquellos que no han pasado por la academia. Ocultos, secretos, raros y cuanto más raros, mejor. Nutrición y savia que circula por sus bidujos. Sabiduría adquirida desde la observación fina, persistente y amorosa.

7. America Sanchez insiste con una frase que repite en cada uno de los encuentros del Club del Bidujo: “no se puede hacer más lento”. La frase llega desde René Lavand, un genio de los trucos con cartas. Lavand los hacía con una sola mano, ya que era manco. Esta aparente limitación, sumada a la complejidad de los trucos, hizo que sus intervenciones fueran memorables, recibiendo reconocimiento y admiración en todo el mundo. Limitación, lentitud y bidujo: un territorio siempre abierto a la exploración, sin fronteras nítidas ni destino aparente donde America Sanchez se mueve como pez en el agua.

Mario Gemin

Mayo 2022

AI PERRO 01 · 08 · 07 SEGÚN FOTOGRAFÍA DE JAIME OLLÉ, 2007. Serie Fauna. Tintas sobre papel, 21 x 30 cm


Bio America Sanchez

PRENSA